14 Mar 2014

¿Por qué son importantes estos Premios para el sector del diseño en Andalucía?

Estos galardones reconocen el buen hacer y la calidad de los profesionales del sector en Andalucía, al tiempo que contribuyen a crear una cultura del diseño en nuestra comunidad. Pero su importancia va más allá y alcanza al sector empresarial en su conjunto, con una categoría que premia la integración del diseño en la estrategia empresarial, y otra que reconoce a aquéllas empresas que se dedican a la prestación de servicios a los diseñadores. Estos premios nos permiten recordar igualmente cómo el diseño incide en la calidad de vida, la economía y la cultura de la sociedad andaluza.
juan-aguilar
Han pasado dos años desde la primera edición de los premios. ¿Han sido buenos?

Si atendemos a la calidad y el resultado de los proyectos realizados por los profesionales, podemos decir que han sido buenos. Las candidaturas presentadas a estos premios son una prueba de ello. Son muchos los profesionales del diseño que trabajan con clientes fuera de nuestra comunidad en proyectos de relevancia. También son muchos los jóvenes que toman la iniciativa de montar sus propios estudios. En Andalucía contamos con la ventaja de tener excelentes profesionales del diseño y empresas innovadoras, con productos y servicios de calidad.

La crisis nos afecta a todos. ¿De qué manera al mundo del diseño?

Cuando la economía se resiente drásticamente, los sectores productivos y las empresas lo sufren de forma dramática. La actividad del diseño no es ajena a esta situación y acusa, del mismo modo, las dificultades que atravesamos. Pero es justamente en este momento cuando las empresas deben aprovechar las ventajas que el diseño les brinda, incorporando nuevas estrategias y recursos innovadores para enfrentarse a la crisis con respuestas creativas y eficaces.

Sectores clave como el turismo, el agroalimentario o las nuevas tecnologías están apostando por el diseño para competir más allá de nuestras fronteras

¿Entienden las empresas este valor estratégico del diseño?

Lamentablemente, no siempre se valora como es debido la rentabilidad y el beneficio que aporta el diseño a la actividad empresarial. Ése es el empeño que tenemos desde la Asociación Andaluza de Diseñadores. Hoy en día, la inversión en diseño es una de las herramientas de innovación más rentables y eficaces, y en muchos casos es determinante para evitar pérdidas y fracasos empresariales. La buena noticia es que muy pocas empresas renuncian al uso del diseño una vez que comprueban su impacto como elemento de competitividad e innovación. Dicho de otra forma: la mejor bandera del diseño andaluz es la cuenta de resultados de las empresas que lo utilizan.

¿Por ejemplo?

Andalucía tienes sectores económicos muy importantes, como el agroalimentario, el turístico o las nuevas tecnologías, que han incorporado de forma decidida el diseño a de su actividad, generando marcas, productos y servicios de calidad y referencia internacional. Se está viendo de forma muy clara en mercados como el del vino o el aceite de oliva, donde las empresas exportadoras, sobre todo aquéllas dirigidas a mercados gourmet, han visto muy clara la importancia del diseño para la comercialización de estos productos tradicionales fuera de nuestras fronteras. Esto está contribuyendo, poco a poco, a generar una ola que terminará por llegar a otras empresas que, aunque no se plantean la exportación, sí valoran la adecuación de sus productos a nichos concretos de mercado.

La mejor bandera del diseño andaluz es la cuenta de resultados de las empresas que lo utilizan

¿Apoyan las administraciones al sector del diseño andaluz? ¿Qué les pediría?

Lamentablemente no. Las instituciones aún no consideran al diseño como un motor imprescindible de la actividad económica. Les pediría compromiso y apoyo a este sector, clave en muchos entornos empresariales para aportar la innovación y competitividad necesarias para el crecimiento de la economía andaluza. Hay pequeños gestos, pero no suficientes.

Ustedes insisten mucho en el que el diseño no es un elemento decorativo, sino un factor fundamental para la calidad de los productos y servicios.

Es un factor fundamental, no solo de nuestros productos, sino también de nuestras empresas. La utilización del diseño en las empresas es muy variada. El escalón más básico sería el “diseño como estilo”, puramente decorativo. El segundo sería el “diseño como proceso”, participando junto con otras funciones de la empresa (marketing, ingeniería…) en el desarrollo de los productos. Por encima estaría el “diseño como innovación”, en la que se utiliza el diseño para proponer nuevos productos utilizando herramientas de investigación. Más arriba encontramos el “diseño como estrategia”, y en el nivel más alto está “diseño como gestión”, el design thinking: aplicar el modo de pensar, de anticiparse, de actuar intuitivamente, propio de los diseñadores.

Leave your thought